Análisis de popularidad de las estrellas del Kickboxing

ESTRELLAS DEL KICKBOXING

La gente de Beyond Kickboxing realizó esta gráfica donde se compara el número de seguidores en redes sociales (Instagram, Facebook, Youtube y Twitter) de varios de los Kickboxers más populares a nivel mundial:

Estrellas Kickboxing
Badr Hari, Rico Verhoveen, Takeru, Tenshin Nasukawa, Buakaw puntean la lista de popularidad

De esta lista podemos analizar varias cosas:

  • El K-1 de la época dorada (antes del 2010) sigue siendo el mayor forjador de estrellas (en actividad) del Kickboxing. Badr Hari y Buakaw, los dos Kickboxers más famosos en redes sociales todavía en actividades se hicieron famosos a nivel mundial gracias a la plataforma que fue el K-1. Buakaw por ser dos veces campeón del K-1 World Max (y de paso descarrilando a Masato que era en la época la gran esperanza japonesa en el torneo)  y Badr, que aunque también portó cinturó de K-1; se hizo más famoso por sus conductas anti-deportivas dentro y fuera del ring.

 

  • Los paises bajos siguen consolidados como la gran potencia occidental de este deporte. Aunque Rico Verhoeven peleó en el K-1; sólo se volvió verdaderamente famoso cuando empezó a ser más consistente con sus victoria y logró derrotar a luchadores icónicos de antaño como Errol Zimmerman, Hesdy Gerges, Gökhan Saki y Peter Aerts. Todo esto bajo la plataforma de Glory. La popularidad del también holandés Nieky Holzken tambien se debe al reinado del terror que tuvo en Glory cuando logró ganar y defender el cinturón peso Welter en 5 oportunidades.

 

  • La escena japonesa del Kickboxing es probablemente la más estable a nivel global hoy en día. El crecimiento orgánico y de eventos estables del nuevo K-1 y de RISE ha hecho que Takeru y Tenshin Nasukawa se establezcan como súper-estrellas 100% locales y que cada día siguen ganando más seguidores. Un posible confronto entre estos dos kickboxers nipones probablemente se convertiría en el evento más importante de las artes marciales de la historia en el país del sol naciente.

 

  • Liam Harrison y John Wayne Parr son dos putas leyendas hechas a pulso propio.

¿Y qué pasa con China?

Es imposible medir a los peleadores chinos con los mismo parámetros occidentales por una sencilla razón: Todas las redes sociales no chinas se encuentran bloqueadas en el territorio de China continental. Por lo cual es muy difícil o casi imposible acceder a Youtube, Facebook, Instagram, o Twitter desde este país. Pero analizando a Weibo (El Twitter chino). Podemos darnos cuenta que el Kickboxing aun es un deporte de nicho en este país. (si tenemos en cuenta su población)

Fans en Weibo

Poca acogida en China

Para darnos una idea de la poca acogida que el deporte del Kickboxing como tal sigue teniendo en China, podemos ver a los que tal vez han sido y son los tres kickboxers de mejor nivel que tiene este país. (Con el perdón de su majestad Wang Junguang): Wei Rui; campeón de torneo de WLF, campeón de GoW y campeón de K-1 en épicos combates contra la crema y nata de Japón y Tailandia, tan sólo tiene míseros 40mil seguidores.

Qiu Jianliang y Fang Bian

Qiu Jianliang y Fang Bian, que han derrotado también a kickboxers de la élite mundial en sus respectivas categorías; tienen menos de 65mil seguidores. (Esto es menos que casi cualquier barrio, en cualquier ciudad intermedia china) Por el contrario; Fu Gaofeng es un peleador que apenas está comenzando en su carrera de Kickboxing; pero gracias a su background de multi-campeón de Sanda; tiene una base de fans un poco más fuerte de más de 200mil seguidores en Weibo.

Yi Long

Yi Long es un caso aparte y afuera de todo parámetro. Con más de un millón de seguidores; Yi Long es de lejos el artista marcial ¿En actividad? más famoso de China. Sus peleas con Buakaw lo llevaron a otro nivel de popularidad en China y en Ásia (con todo y sus controversias) Y aunque es un peleador competente; está lejos de ser uno de los mejores Kickboxers de China y tiene un curriculo por debajo de otros chinos menos famosos como los ya mencionados Wei Rui o Qiu Jianliang. Su fama se debe principalmente al monstruoso trabajo de marketing hecho por Wu Linfeng y a su historia ¿fabricada? de que estudió Kung Fu en el templo Shaolin, sus vestimentas de monje y demás.

Dos nocauts sufridos por cuenta de las patadas de Sitthichai y de Saiyok en su brillante cabeza en el 2017 y en el 2018 aterrizaron nuevamente las espectativas y las pusieron al nivel de la habilidad de nuestro “monje Shaolin” favorito.

Conclusión

De todo esto se puede concluir que el Kickboxing sigue estando muy por debajo en popularidad de las MMA o del boxeo (Obvio) Pero hay una oferta bien grande de nuestro deporte de combate favorito en varias regiones y en todas las categorías de peso. Nos queda a nosotros los fanáticos seguir apoyando este deporte para que sea cada vez más grande y reconocido.

Más análisis y entrevistas del mundo del kickboxing aquí

1 comment

Comments are closed.

Artículos relacionados